Yo soy yo y mis bacterias – Parte II

Oct 28

Yo soy yo y mis bacterias – Parte II

Super-organismo

BBC – Periodista científico Ed Yong.

Cómo son nuestros microbiomas depende de todos los eventos que ocurren en nuestra vida, desde el primer día.

Nuestro nacimiento es un momento importante porque las bacterias pioneras que heredamos de nuestra madre y del ambiente del hospital dictarán cuáles serán las especies que llegarán más tarde.

Las bacterias que heredé de mi madre, por ejemplo, contenían genes responsables de descomponer las proteínas de la leche lo cual, obviamente, es una capacidad muy útil si lo único que comes durante varios meses es leche.

Cuando comencé a tomar alimentos sólidos, mi dieta se hizo más diversa y también mi microbioma que empezó a incluir muchas más especies. Esto debido a que la bacteria intestinal nos ayuda a descomponer nuestros alimentos y cada tipo de bacteria utiliza su propio juego de herramientas, sus “cuchillos y cucharas” genéticos.

Pero como nuestros alimentos hoy en día están casi totalmente descontaminados y altamente procesados, nos arriesgamos a tener un microbioma más simplificado.

Si comemos demasiado también nos arriesgamos a ese efecto. Cuando inundamos nuestro intestino con calorías, como ocurre a menudo en muchos países, algunas especies de bacteria prosperan a costa de otras. Por eso los obesos tienen un microbioma menos diverso que los delgados.

Los antibióticos también provocan esa reacción. Cuando era niño me dieron docenas de tratamientos antibióticos, muchos de los cuales eran para infecciones virales como el resfriado, para el cual un antibiótico es inútil.

Los antibióticos matan a las bacterias, tanto a las que nos son útiles como las que no. Y aunque pueden volver a crecer, se piensa que nunca se recuperan totalmente.

Pero un microbioma diverso no sólo está basado en la digestión de alimentos. También influye mi sistema inmune. Éste ataca a las bacterias dañinas y puede influir en nuestro riesgo de enfermedades intestinales, alergias, asma, obesidad, diabetes e infecciones.

Lo principal es entender a nuestras bacterias. Quizás en el futuro seremos capaces de resolver problemas médicos influyendo en nuestras legiones bacterianas escondidas. De hecho, esto ya está ocurriendo.

El doctor Alexander Khoruts, un médico estadounidense, ha tratado a pacientes con infecciones intestinales debilitantes con (perdonen si causo cierta aprensión) trasplantes de excremento.

El médico toma bacteria intestinal de una persona sana y la coloca en una persona enferma. Nadie sabe cómo funciona esto pero parece funcionar. Aunque es una investigación nueva parece ser promisoria porque muestra que podríamos ser capaces de manipular deliberadamente a nuestros pasajeros intestinales para mejorar nuestra salud.

Nuestro conocimiento sobre el microbioma todavía está en sus primeros años. Pero los científicos cada día descubren más y más.

Por el momento, es claro que si no considerara a los millones de microorganismos que viven conmigo tendría un entendimiento muy pobre de mi propia vida. Mi microbioma no sólo vive dentro de mí, mi microbioma soy yo.

En muchos aspectos soy como un super-organismo, una alianza entre genes de diversas especies, de las cuales sólo una es humana.

Comentarios: Escribir a:

almamaterradio@hotmail.com

Alma Mater Radio, “Cultura en la Red”, es un punto de encuentro desde donde partir hacia el auto entendimiento de nuestra naturaleza física y mental, proponiendo las preguntas que sean necesarias para descubrir cada día las respuestas que nos hagan libres del miedo y nos permitan ser auténticos en nuestras relaciones. Visítanos también en www.almamaterradio.info Envíanos tus comentarios y sugerencias almamaterradio@hotmail.com

No queremos cambiar el mundo, pero no queremos que el mundo nos cambie

Desc

One comment

  1. Just do me a favor and keep wirting such trenchant analyses, OK?