Divina Misericordia: Historia de la imagen y Mensaje

Apr 04

Divina Misericordia: Historia de la imagen y Mensaje

Lo que más daño nos hace en una sociedad tan secularizada es la idolatría al razonamiento y a nuestras propias ideas; el querer resolver las cosas a nuestra manera. Cuando decimos, ¡JESÚS YO CONFÍO EN TI!... muchas veces nos parecemos al paciente que le dice al médico que lo cure, pero le sugiere el modo de hacerlo. Dejémonos llevar en los brazos divinos, no teniendo miedo, y amando a Dios sobre todas las cosas. Si crees que las cosas empeoran o se complican a pesar de tu oración, sigue confiando, cierra los ojos del alma y confía. Dios necesita las manos libres para poder obrar, no lo ates con tus preocupaciones inútiles. No te agites, no te angusties, no pierdas la paz, confía sólo en Él, reposa en Él, entrégate a Él. Él hace los milagros en la proporción de la entrega y confianza que tienes en su misericordia. Dile siempre: ¡JESÚS YO CONFÍO EN TI!... Y verás grandes milagros. Que tengan una bendecida semana, su hermano: Omar.

Read More