Divina Misericordia: Historia de la imagen y Mensaje

Apr 04

Divina Misericordia: Historia de la imagen y Mensaje

Lo que más daño nos hace en una sociedad tan secularizada es la idolatría al razonamiento y a nuestras propias ideas; el querer resolver las cosas a nuestra manera. Cuando decimos, ¡JESÚS YO CONFÍO EN TI!... muchas veces nos parecemos al paciente que le dice al médico que lo cure, pero le sugiere el modo de hacerlo. Dejémonos llevar en los brazos divinos, no teniendo miedo, y amando a Dios sobre todas las cosas. Si crees que las cosas empeoran o se complican a pesar de tu oración, sigue confiando, cierra los ojos del alma y confía. Dios necesita las manos libres para poder obrar, no lo ates con tus preocupaciones inútiles. No te agites, no te angusties, no pierdas la paz, confía sólo en Él, reposa en Él, entrégate a Él. Él hace los milagros en la proporción de la entrega y confianza que tienes en su misericordia. Dile siempre: ¡JESÚS YO CONFÍO EN TI!... Y verás grandes milagros. Que tengan una bendecida semana, su hermano: Omar.

Read More

Domingo de Resurrección: “Jesús ha resucitado”, ¡Aleluya!

Mar 27

Domingo de Resurrección: “Jesús ha resucitado”, ¡Aleluya!

"En la primera aparición de Jesús resucitado a sus apóstoles no estaba con ellos Tomás. Los discípulos le decían: "Hemos visto al Señor". El les contestó: "si no veo en sus manos los agujeros de los clavos, y si no meto mis dedos en los agujeros sus clavos, y no meto mi mano en la herida de su constado, no creeré". Jesús en una segunda aparición muestra a Tomás sus heridas y le espeta: “No seas incrédulo sino creyente". Tomás contestó: "Señor mío y Dios mío". Jesús le dijo: "Has creído porque me has visto. Dichosos los que creen sin ver". (Jn. 20, 24). Tomás igual que nosotros y muchos más alguna vez «nos negamos a creer sin más ni más, sin estar convencidos, y a decir que sí creemos, lo que en realidad no creemos». Es una cualidad de los que no apagan sus dudas y evitan tratar un tema porque, no quieren recitar un credo que jamás han pensado y en lo que no creen. Quieren estar seguros de su fe. Tomás tenía la virtud: «que cuando se convencía de sus creencias las seguía hasta el final, con todas sus consecuencias». Por eso hizo es bellísima profesión de fe "Señor mío y Dios mío", y por eso se fue después a propagar el evangelio, hasta morir martirizado por proclamar su fe en Jesucristo resucitado. Hoy ante las evidencias preguntémonos: ¿Qué tan comprometido estoy con Jesús para propagar que: “Él es el camino, la verdad y la vida” y el único que dijo “Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque muera, vivirá”… Felices fiestas de Pascua de resurrección. Su hermano Omar.

Read More

Sábado Santo

Mar 26

Sábado Santo

Pro prius motus: Hoy Sábado Santo, de Gloria, de oración reflexiva y meditación, nos remueve el principio y el fin de la razón última de nuestra existencia. He estado y he pasado por el valle de la muerte mas abyecta, porque estando en vida había muerto ante el cáncer y el pronostico de los galenos. Sábado sepulcral que me encerraba. Mi fe con la fe vuestra -con sus oraciones, súplicas, misas y demás- silenciosa busco la esperanza por la caridad divina para remover la piedra de desesperanza que abate a todos ante la muerte pero no por mi sino por los méritos de Jesucristo. Os transmito mi experiencia en este Sábado Santo para decirles que nadie ni nada nos podrá separar nunca del Amor de Dios. Esperé largo tiempo para poder tener un domingo de resurrección y dejar en la tumba las atuendos que nos enredan y sepultan de agonías. Aprendamos a resucitar cada día de la vida, siempre creer, aún en el silencio aparente de Dios, Él esta allí auxiliándonos. Seguro que todos regresaremos a la Casa Mayor, pero seguro estoy que resucitaremos en amor, con amor y para el amor. Dice una historia Jasídica que la única pregunta que nos hará el creador al llegar a casa será: ¿Qué hiciste del amor que te di? Su hermano: Omar.

Read More

Meditación de las 7 Palabras de Jesús en la Cruz

Mar 25

Meditación de las 7 Palabras de Jesús en la Cruz

Viernes Santo, el sumo sacrificio de amor hacia nosotros que el Hijo de Dios hace para redimirnos, sanarnos y salvarnos de nosotros mismos. Sí, de nuestras bajas pasiones que nos pierden en noches oscuras y hondas caídas del alma. El mismo se hace siervo doliente y carga todos las miserias humanas, ofrece su inmaculada, excelsa y divina humanidad como cordero para el holocausto en expiación por nuestras iniquidades. Hoy deberíamos reflexionar y meditar –examen de conciencia- para hacer morir y sepultar las ignominias que por voluntad u omisión venimos haciendo, sintiendo ese dolor de corazón. Porque la justicia, la paz y el reino se da cuando se busca mas amar que ser amado. Porque es dando, que se recibe; Perdonando, que se es perdonado; Muriendo, que se resucita a la Vida Eterna. Amén. Dios Padre siempre esta saliendo a nuestro encuentro para llevarnos a ese su reino. Su hermano Omar.

Read More

El amor es capaz de transfigurar todo

Feb 21

El amor es capaz de transfigurar todo

«El amor es la explicación de todo. Un amor que se abre al otro en su individualidad irrepetible y le dice la palabra decisiva: “quiero que tú seas”. Si no se comienza por esta aceptación del otro, como quiera que se presente, reconociendo en él una imagen real, aunque empañada, de Cristo, no se puede decir que se ama verdaderamente.» (San Juan Pablo II, Alocución 13 de abril de 1980)

Read More

Las Bodas de Cana: ¿Se acabo el vino de tu boda?, ¿Qué vino sirves a tu familia?

Jan 17

Las Bodas de Cana: ¿Se acabo el vino de tu boda?, ¿Qué vino sirves a tu familia?

¿Y no sucede algo así en los corazones casados? Recordemos que muchas veces servimos el mejor vino al principio –el mejor fruto de amor- y con el caminar del tiempo, servimos un diferente vino de amor, un vino malo. Sin embargo, ¿no podría darse también en nuestros corazones y en nuestros matrimonios el milagro de las bodas de Caná? El milagro de servir ahora nuestro mejor vino, nuestro mejor amor.

Read More

El Bautismo del Señor

Jan 10

El Bautismo del Señor

El "bautismo con agua" que administraba Juan recibe su pleno significado a partir del bautismo de vida y de muerte de Jesucristo. Aceptar la invitación al Bautismo significa ahora trasladarse al lugar del Bautismo de Jesús y, así, recibir, en su identificación con nosotros, nuestra identificación con Él. El sacramento del Bautismo aparece, por tanto, como una participación en la lucha transformadora del mundo emprendida por Jesús en el cambio de vida que se ha producido en su descenso y ascenso. (Texto elaborado a partir de escritos de Benedicto XVI).

Read More